ocultar mi visita

Las Estafas de Desastres: Cómo Evitarlas y Qué Hacer

Nota:TexasLawHelp Staff ha intentado proporcionar enlaces a sitios web en español. Si un enlace lo lleva a un sitio web no disponible en español, pedimos disculpas. Puede usar Google Translate para traducir la página web al español. Haga clic aquí para mas información.

Haciendo frente a una emergencia del tiempo: Manténgase alerto

Aunque usted puede haber perdido sus pertenencias en una emergencia meteorológica, usted no ha perdido su buen juicio. Puede proteger su información personal y sus finanzas siguiendo algunas reglas:

  • Pida ver la identificación de cualquier persona que quiera entrar en su casa o negocio. Compruébela con sus funcionarios estatales y locales de protección al consumidor. Compruebe los carteles en los camiones y los coches para las direcciones locales y números de teléfono. Trate con los contratistas de su comunidad.
  • Antes de dar su información personal, asegúrese de que realmente se necesita, y pida identificación. Algunos estafadores se disfrazan de inspectores de seguridad o trabajadores de servicios públicos que dicen que se requiere trabajo inmediato. En realidad, puede que estén haciendo una inspección de su casa o negocio para buscar información personal. Pida la identificación antes de que usted deje entrar cualquier persona, y cerciórese de que usted puede creerla por comprobarla. Aprenda a protegerse contra el robo de identidad después de un desastre.
  • No crea en ninguna promesa. Obtenga más de una estimación para reparaciones o servicios.
  • No pague el precio completo del trabajo de servicio hasta que se complete el servicio y esté satisfecho con el trabajo.
  • Tenga cuidado con cualquiera que le pida que pague en efectivo por sus servicios.
  • Tenga en cuenta que algunas personas son impostores que dicen que pueden ayudarle a calificar para los fondos de FEMA por una tarifa. FEMA no cobra tarifas de solicitud.
  • Verifique las credenciales de cualquier persona que le ofrezca préstamos gubernamentales de bajo interés. Póngase en contacto con las agencias para confirmar las ofertas.
  • Compare precios. Algunas empresas anuncian ventas de "desastre" por las cuales ofrecen electrodomésticos y productos electrónicos a precios reducidos. Si bien estos podrían ser gangas, también podrían ser trucos.
  • No firme los documentos que no entienda. Pídale a alguien de su confianza, como un miembro de la familia, que los lea con usted. Siempre puede preguntar a la empresa u organización lo que significa la letra pequeña, pero es lo que está escrito que importa, no lo que alguien le diga. Si no está satisfecho con la respuesta del negocio, lleve su negocio a otro sitio.

5 Estafas de Desastre Natural Para Vigilar

Fraude de seguro
Por lo general, la primera preocupación de la gente después de que su casa haya sido borrada por un tornado, un incendio o una tormenta de granizo es el dinero que costará para arreglar los daños. En este momento, agentes de seguros falsos aprovecharán la oportunidad, tratando de venderle un plan de cobertura después de que el incidente haya ocurrido y alentarle a presentar una reclamación. Pero eso no funcionará. Si usted no tenía seguro en el momento del evento, ninguna agencia de seguros cubrirá sus gastos.

Una buena manera de escapar de este escenario es hacer una investigación de fondo sobre la agencia y pedir documentos que confirmen la asociación del agente con esa empresa en particular. Si usted está en una situación desesperada, consulte a las personas que hayan pasado por situaciones similares y haga que se le refieren a un agente de seguros, en lugar de probar su suerte con un posible estafador. (Averigüe cómo detectar el fraude en Internet y proteger su dinero duramente ganado.

Fraude Contratista
Junto con los agentes de seguros, también tenga cuidado de los contratistas que aparezcan en su puerta después del accidente. Es una tendencia creciente que los estafadores se hacen pasar como contratistas - dispuestos a comenzar a trabajar de inmediato.

Evite los contratistas que pidan el pago por adelantado. Después de meter el dinero en el bolsillo, la reparación podría llegar a ser de mala calidad o incluso podría dejar el trabajo a mitad de camino. Investigandoles y llamando a las referencias le ayudará a mantenerse seguro.

Organizaciones caritativas falsas

  • Ya se trate de un huracán, derrame de petróleo o terremotos, las víctimas que carecen de alimento y refugio necesitan ayuda. Pero su contribución no vale nada si no invierte tiempo en investigar la organización con la que decida conectarse.
  • En este caso, su primer paso sería verificar si la organización de caridad seleccionada realmente existe visitando Give.org y CharityNavigator.org. Sin embargo, esto excluye a algunos grupos listados como iglesias.
  • Un gran número de estas organizaciones están registradas en el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service), que proporciona otra forma de verificarlas.

E-scams
Estos están muy extendidos y definitivamente hay uno en su buzón. Estas estafas puedan tomar la forma de un correo electrónico de un grupo de vinculación a una organización de caridad para un fondo específico de socorro pidiendo donaciones. No caiga en esta trampa emocional.

Si está interesado en participar con una organización que encuentre en línea, trate de ponerse en contacto con ellos o obtener información a través de otra fuente confiable. En cualquier caso, no dé su tarjeta de crédito o cualquier información de sus cuentas porque puede causarle problemas más tarde.

Facebook estafas
No todo lo que ve en los medios sociales es verdadero y confiable. Mientras que esto no pueda quitarle sus dólares, puede dañar su vida personal. Los estafadores han creado páginas prometedoras "Tsunami japonés metraje puro del maremoto!". No solo actualiza los "gustos" automáticos si hace clic en el enlace, sino que también solicita información personal de los usuarios.

 

Haga clic en el siguiente enlace para visitar el Centro Nacional para el Fraude por Desastre (National Center for Disaster Fraud)

Preguntas frecuentes