ocultar mi visita

Guía para la Compra de Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Visión de conjunto

El cuidado a largo plazo es un tipo de servicio de atención personal que usted podría necesitar si no puede atenderse a sí mismo debido a una enfermedad, discapacidad o impedimento cognitivo, tal como la enfermedad de Alzheimer.

El cuidado a largo plazo es diferente al cuidado médico tradicional, el cual intenta tratar o curar la enfermedad. El cuidado a largo plazo por lo general no mejora su padecimiento médico, pero le ayudará a mantener su estilo de vida. Ayuda con las actividades diarias de rutina, como comer, moverse y bañarse. También podría ayudar si usted necesita supervisión, protección o recordatorios para tomarse los medicamentos o realizar otras actividades.

Los servicios de cuidado a largo plazo se pueden proporcionar en su hogar o en un hospicio, en un centro de cuidado diurno para adultos, en casa de reposo o en un establecimiento residencial con servicios de asistencia.

Existen dos tipos de servicios de cuidado a largo plazo:

  • El cuidado especializado es para padecimientos médicos que requieren un profesional médico, tal como una enfermera o un terapeuta. Usualmente se ofrece en una casa de reposo o en algún otro centro de cuidado.
  • El cuidado personal (a veces llamado cuidado de custodia) le ayuda a realizar las actividades de rutina. Usted puede recibir el cuidado personal en su hogar o en un centro de cuidado.

El Costo del Cuidado a Largo Plazo

El cuidado a largo plazo puede ser costoso. El costo depende de la cantidad y el tipo de cuidado que usted necesite, el lugar donde lo reciba y el tipo de profesional médico que lo proporcione. Usted puede esperar pagar razonablemente un mínimo de $3,000 mensuales por un cuidado en un establecimiento residencial con servicio de asistencia y más de $6,000 mensuales por el cuidado en una casa de reposo.

La póliza de seguro de cuidado a largo plazo usualmente paga entre $50 y $250 al día por los cuidados en una casa de reposo. Para determinar cuánta cobertura usted podría necesitar, llame a las casas de reposo, agencias de cuidado de salud en el hogar y centros de cuidado diurno para adultos en su área, y pregunte sobre el costo por el cuidado diario. Tenga en cuenta que los costos probablemente aumentarán a medida que usted avance en edad.

A diferencia de las primas de seguro de vida que se basan en cuánto tiempo posiblemente usted pueda vivir, las primas de seguro de cuidado a largo plazo se basan en algún padecimiento o enfermedad que usted pueda tener que podría requerir un cuidado a largo plazo pero que no acortan su vida. Por ejemplo, sufrir un ataque cardíaco podría no afectar sus primas de seguro de cuidado a largo plazo, pero tener la enfermedad de Alzheimer sí podría.

Cómo Decidir si el Seguro de Cuidado a Largo Plazo es el Adecuado para Usted

El seguro de cuidado a largo plazo ayuda a proteger sus bienes contra el alto costo del cuidado a largo plazo prolongado. Generalmente, un seguro de cuidado a largo plazo solo tiene sentido si usted posee más bienes, aparte de una casa, automóvil o una pequeña cantidad de dinero en efectivo que desea ahorrar.

Puede que sea difícil para usted comprar una póliza de cuidado a largo plazo si usa la mayoría de sus ingresos para pagar servicios públicos, comida o medicina.

Para determinar si el seguro de cuidado a largo plazo es adecuado para usted, considere sus factores de riesgo personales, sus bienes, sus ingresos y las alternativas que estén disponibles.

‘Factores de Riesgo’ Personales


Considere los siguientes factores antes de comprar un seguro de cuidado a largo plazo:

  • Expectativa de vida. Mientras más tiempo viva, más probabilidades hay de que necesite el cuidado a largo plazo. Considere si en su familia hay expectativas de una vida prolongada.
  • Sexo.  Las mujeres podrían necesitar el seguro de cuidado a largo plazo más que los hombres, ya que generalmente viven más tiempo.
  • Su situación familiar. Si tiene un cónyuge, hijos adultos u otros familiares que pudieran cuidarle en casa, es posible que no necesite una póliza que pague los servicios de salud en el hogar. Quizá desee considerar una póliza que pague solamente los cuidados en una casa de reposo.
  • Historial de salud de la familia. Usted podría necesitar cuidado a largo plazo si en su familia existen condiciones crónicas o debilitantes de salud.

Haga clic en el enlace de abajo para más información

CLICK HERE Para más información sobre el Seguro de Cuidado a Largo Plazo

CLICK HERE Para una guía de compradores para el seguro de cuidado a largo plazo