ocultar mi visita

Escritura transferible en caso de muerte

Escritura transferible en caso de muerte

Una escritura transferible en caso de muerte (TODD) es una forma simple de traspasar bienes inmuebles a alguien más después de que usted fallezca. Se trata de un traspaso sin legalización testamentaria al utilizar una escritura simple, similar a una Cuenta bancaria pagadera en caso de muerte, solo para bienes inmuebles. Si no tiene un testamento ni una TODD, su bien inmueble puede pasar por el tribunal de legalización de testamentos y su propiedad pasará a sus herederos de acuerdo con la ley de Texas. La legalización testamentaria puede demorar mucho tiempo y resultar onerosa, y los honorarios de abogado y costas judiciales se pagan de su masa hereditaria. Con una TODD, puede evitar la legalización testamentaria y decidir con antelación quién debe heredar el interés sobre sus bienes inmuebles. 

¿Cómo funciona una TODD?

Una TODD le permite mantener los derechos de titularidad para las propiedades durante el tiempo que usted viva, de modo que puede venderlas o usarlas como garantía en un préstamo. Cuando fallezca, el interés sobre su propiedad se traspasa a la persona que nombró en la TODD (el “beneficiario”) sin ninguna acción de legalización testamentaria. Puede nombrar más de un beneficiario, y puede cambiar de beneficiario en cualquier momento al cancelar la TODD o preparar una nueva. No es necesario que le indique al beneficiario acerca de la TODD o de cualquier cambio que le realice. Si es propietario conjunto, puede transferir su interés a otro propietario conjunto (su cónyuge, por ejemplo) o a quienes no sean propietarios (por ejemplo, sus nietos) al nombrarlos como beneficiarios de la TODD. Después de su fallecimiento, el beneficiario de la TODD debe presentar una Declaración jurada en los registros de escrituras para garantizar que quede claro el título.

¿Cuáles son los requisitos para una TODD?

Una TODD debe:

  • Hacerse por escrito, estar firmada por el propietario y llevar auténtica notarial;
  • Contener una descripción legal de la propiedad (que se puede encontrar en la escritura correspondiente a la propiedad o en los registros de escrituras. No utilice información de las planillas de impuestos que suele ser incorrecta), así como el nombre y dirección del o de los beneficiarios;
  • Indicar que la transferencia se producirá al fallecer el propietario; y
  • Registrarse debidamente mientras el propietario esté vivo en los registros de escrituras del condado en donde se ubica la propiedad. 

¿Puedo cancelar o cambiar una TODD?

 Sí. Puede cancelar (o “revocar”) la TODD o realizar una nueva que nombre a alguien más como beneficiario en cualquier momento. Para revocarla, debe presentar una Cancelación de Escritura transferible en caso de muerte o presentar una nueva TODD que indique que la propiedad debe pasar a un beneficiario diferente. 

¿Necesito una TODD si tengo un testamento?

Una TODD es un documento legal completamente diferente a un testamento. Incluso si tiene un testamento, aún así puede usar una TODD para transferir bienes inmuebles fuera de legalización testamentaria. Si no tiene un testamento y no tiene muchas posesiones aparte de bienes inmuebles, una TODD podría ser todo lo que necesite para asegurarse de que el interés sobre su propiedad pase a la persona que desee que la herede después de su fallecimiento. 

¿No funciona igual una Tenencia conjunta con derecho de supervivencia?

No. Su interés en la propiedad que se posee conforme a una Tenencia conjunta con derecho de supervivencia (o JTROS, por sus siglas en inglés) pasa al o a los propietarios conjuntos que sobrevivan. Al amparo de una TODD, su interés pasa al beneficiario de la TODD de su elección.

¿Hay algunos inconvenientes para una TODD?

Algunos aspectos que debe saber: 

  • Una TODD debe presentarse en el registro de escrituras mientras el propietario esté vivo. Solo con preparar la TODD no es suficiente.
  • No puede transferir más de lo que posee. Si tiene posesiones en propiedad conjunta con alguien (su cónyuge, por ejemplo), obtenga asesoría legal.
  • Una TODD no protegerá la propiedad de reclamaciones de acreedores. El beneficiario de la TODD la toma sujeto a todas las hipotecas, gravámenes y reclamaciones. Si le quedan deudas pendientes al morir, la propiedad podría quedar inmovilizada por legalización testamentaria por un máximo de dos años, hasta que venza el período para que los acreedores realicen reclamaciones sobre la herencia.
  • Una TODD sobrepasa un testamento. Un testamento no tiene efecto sobre una TODD. Por ejemplo, suponga que realizó una TODD que nombre a su hijo como beneficiario y la presenta en los registros de escrituras. Posteriormente, prepara un testamento que le deje esa misma propiedad a su cónyuge. Cuando fallezca, la propiedad pasará a su hijo conforme a la TODD. Si en lugar de ello desea que su cónyuge herede la propiedad, debe cambiar o revocar la TODD anterior.
  • Si el beneficiario de la TODD no le sobrevive por lo menos 120 horas, a la propiedad se le tratará como si no existiera una TODD.