ocultar mi visita

Divorcio y Propiedad

Este artículo habla sobre el proceso de divorcio cuando usted y su pareja son dueños de 9o van a comprar) una casa o terreno.

¿Qué es una propiedad?

Una "propiedad" es un terreno y todo lo que está adherido al terreno.  Esto incluye elementos fijos, casas y edificios.   

Las casas móviles no son propiedades porque no están adheridas al terreno.  Sin embargo, el terreno donde se encuentra la casa móvil se considera una propiedad.  

¿Cual es la diferencia entre bienes propios y bienes gananciales?

Antes de dividir los bienes inmuebles en su divorcio, necesita determinar si el inmueble es un bien propio o ganancial. 

Un bien propio es cualquier bien que usted o su pareja adquirió antes del matrimonio o que recibió durante el matrimonio como un regalo o herencia.   

Un bien ganancial es cualquier bien que se adquirió durante el matrimonio con ingresos recibidos durante el mismo.   

¿Qué sucede si el bien inmueble se adquirió durante el matrimonio bajo el nombre de solo uno de los cónyuges en la escritura?

Cualquier bien inmueble que se adquiere durante el matrimonio se considera bien ganancial, incluso si solo figura el nombre de solo uno de los cónyuges en la escritura.  Lo que importa es que el título de la propiedad se adquirió durante el matrimonio. 

Hay algunas excepciones a esta regla, como, si el bien inmueble se adquirió con el bien propio de uno de los cónyuges, el bien inmueble se considerará como bien propio de ese cónyuge.  Durante el divorcio, la carga de la prueba caerá sobre ese cónyuge, quien deberá demostrar que utilizó un bien propio para adquirir el bien inmueble.  

¿Qué sucede si el bien inmueble es un bien propio que se refinanció durante el matrimonio?

Si el bien inmueble se refinanció durante el matrimonio, seguirá siendo un bien propio.  Sin embargo, si los nombres de ambos cónyuges figuran en los documentos de refinanciación, se puede argumentar el cónyuge dueño del bien propio le regaló un 50% del bien inmueble al otro cónyuge como bien propio.  

¿Cómo se dividen los bienes inmuebles durante un divorcio?

Si el bien inmueble es un bien propio, el tribunal no puede otorgárselo al otro cónyuge.  Los bienes inmuebles que sean gananciales deberán dividirse durante el divorcio.  Ya que estos bienes no pueden partirse a la mitad, las partes deberán determinar el valor del bien inmueble y decidir cómo dividir el capital o la deuda.  El bien se venderá o una de las partes podrá decidir quedárselo. 

El tipo más común de bien inmueble que se divide durante un divorcio es el hogar marital.   

  • Si un cónyuge desea quedarse en la casa, pueden acordar que se la quede junto a la deuda asociada con la misma. 
  • Las partes también pueden acordar que uno de los cónyuges se quedará con la casa y le dará al otro la mitad del capital. 
  • Las partes también pueden acordar que el cónyuge que no se queda con la casa se quedará con otros bienes para compensar por el valor de la casa que deberían haber recibido. 

Si las partes no pueden acordar cómo dividir la casa, el juez podrá ordenarles que la vendan o le podrá otorgar la casa a una de ellas.   

¿Renuncio a mis derechos respecto a la casa si me mudo durante el divorcio?

No, usted no renuncia a ningún derecho a la casa marital si se muda durante el divorcio.   

¿Cómo se transfiere la posesión de la casa después del divorcio¿

Su sentencia de divorcio debería incluir una descripción legal detallada de la casa y de quién la recibirá La sentencial final también debería incluir quién va a ser responsable por todos los gastos asociados con la casa.  

Una vez que firma la sentencia, también debería firmar una Escritura de Garantía Especial que transfiere todo su interés en la casa al otro cónyuge.  Esta escritura se deberá presentar en la County Clerk's Office (Oficina de registro de la propiedad del Secretario del Condado).  

¿Cómo remuevo mi nombre de la escritura luego del divorcio?

La única forma de remover su nombre de la hipoteca luego del divorcio es que el cónyuge que se queda con la casa refinancie la hipoteca bajo su nombre.  Este proceso puede llevar tiempo porque el banco revisará los ingresos y bienes del cónyuge para determinar si pueden refinanciar la hipoteca.   

Su sentencia final debería decir si el cónyuge que se queda con la casa debe refinanciar la hipoteca y también debería decir por cuánto tiempo debe refinanciarla.  El tribunal no puede ordenar al banco a otorgar una hipoteca, pero tenerlo por escrito le permite interponer una solicitud de ejecución de la sentencia si su ex-cónyuge no refinancia a tiempo.   

Es mejor para el cónyuge que se queda con la casa firmar una Escritura de Fideicomiso para Asegurar la Posesión donde prometa pagar la hipoteca hasta que pueda refinanciar.