ocultar mi visita

Caza furtiva de pensiones de veteranos

Nota:TexasLawHelp Staff ha intentado proporcionar enlaces a sitios web en español. Si un enlace lo lleva a un sitio web no disponible en español, pedimos disculpas. Puedes usar Google Translate para traducir la página web al español. Haga clic aquí para mas información.

Nota:  Este sitio web ha sido traducido, al menos en parte, por Google Translate.

Todo el texto a continuación se reproduce del sitio web de la Comisión Federal de Comercio:

Introducción y Antecedentes

Los veteranos y sus familias son blanco de algunos asesores deshonestos que dicen poder ofrecer ayuda gratis preparando la documentación necesaria para las reclamaciones de beneficios de pensión. La trama involucra a abogados, asesores de planificación financiera y agentes de seguros que están tratando de persuadir a veteranos mayores de 65 años para que tomen decisiones sobre sus pensiones sin decirles toda la verdad sobre las consecuencias a largo plazo.

Específicamente, estos agentes comerciales sin escrúpulos tratan de convencer a los veteranos para que transfieran sus activos a un fondo de fideicomiso —o los inviertan en productos de seguros— para cumplir los requisitos y poder acceder a los beneficios de Ayuda y Asistencia. Pero lo que no dicen, es que con estas transacciones el veterano podría perder su elegibilidad para los servicios de Medicare o podría perder el uso de su dinero durante un largo período de tiempo. Y para colmo de males, los asesores están cobrando cargos por sus servicios que varían entre cientos y miles de dólares.

¿Cuál es su mejor defensa contra alguien que quiere apropiarse furtivamente de su pensión a cambio de un resultado más conveniente? Decirle firmemente "no, gracias".

Consejos cuestionables

Si usted es un veterano de más de 65 años de edad, es posible que sea abordado por personas que le hagan propuestas convincentes ofreciéndole ayuda para solicitar beneficios suplementarios de pensión. El ofrecimiento, ya sea a través de un anuncio o un sitio web, habitualmente comprende un seminario gratis y proclama:

“Le mostraremos gratis ­cómo reunir los requisitos para acceder a sus beneficios y permanecer en su casa”.

“Le garantizamos que obtendrá su pensión de Ayuda y Asistencia”.

“Como veterano, usted tiene derecho a estos beneficios”.

Quienes proclaman estas promesas pueden decir que son defensores de los veteranos, y también se presentan en instituciones de vivienda asistida, centros para personas mayores u otros lugares de su comunidad para ayudarlo a presentar su solicitud de beneficios de Ayuda y Asistencia (A&A) ante el Departamento de Asuntos de Veteranos (Veterans Affairs, VA). Pero frecuentemente, son abogados, asesores de planificación financiera o agentes de seguros sin escrúpulos que simplemente alquilan el lugar para ofrecer un almuerzo o algunos bocadillos junto con una presentación de ventas de alta presión de sus productos y servicios. Para ganarse su confianza, estos supuestos asesores pueden decirle que son veteranos, y suelen apelar a sus emociones para generarle ansiedad y preocupación sobre su futuro. Como regla general, dejan de lado importantes detalles; la verdad es que si usted sigue sus consejos, es probable que termine sin los beneficios suplementarios de pensión que le prometen, quede descalificado para recibir otros beneficios del gobierno y quede atrapado en una inversión financiera que a largo plazo no será buena para sus propios intereses ni los de su familia.

Los ofrecimientos de estas personas casi siempre involucran el beneficio Pensión Mejorada con Ayuda y Asistencia (también llamado A&A), que complementa una pensión militar pero que solamente está disponible en algunas circunstancias limitadas. Los requisitos para acceder a los beneficios A&A son específicos y estrictos: usted debe ser mayor de 65 años; ser elegible para recibir una pensión militar; estar por debajo de determinado nivel de ingresos; y necesitar ayuda con las tareas de la vida cotidiana (bañarse, alimentarse, vestirse e ir al baño), padecer una discapacidad física o mental, tener una visión muy limitada, o estar postrado en cama o internado en un asilo de ancianos. El beneficio A&A nunca se otorga automáticamente, ni siquiera a los veteranos de determinada edad ni a aquellos que padecen discapacidades particulares.

Las reglas, en pocas palabras

Los supuestos asesores le ofrecen ayuda para completar la documentación necesaria para reclamar sus beneficios. Si el valor de sus bienes supera el límite requerido, el objetivo de estos asesores es convencerlo para que reestructure sus finanzas de modo de poder reunir los requisitos para acceder al beneficio A&A. Es así como se ganan el dinero: vendiéndole una anualidad o creando un fondo de fideicomiso. O dicho de otro modo, cuanto más dinero usted coloque en ciertos productos de seguros, más dinero cobrará el asesor de seguros.

Esto es lo que necesita saber:

  • Transferencia de bienes. Bajo las reglas vigentes, no es ilegal traspasar sus bienes a sus familiares o a un fondo de fideicomiso para que parezca que usted es indigente y cumple los requisitos para acceder a los beneficios A&A. Pero transferir sus bienes puede tener graves consecuencias. En lugar de permitirle acceder a los beneficios A&A, usted puede quedar descalificado. Si queda descalificado, podrían exigirle que devuelva los beneficios A&A que ya le hubieran pagado. Los beneficios A&A pueden no ser suficientes para solventar sus gastos de atención a largo plazo, y es posible que tenga que solicitar los beneficios de Medicaid, el programa del gobierno para las personas que no pueden pagar los gastos de su atención médica. Pero Medicaid tiene un período de revisión retrospectiva de 60 meses: si durante los últimos cinco años usted transfirió bienes por un monto considerable a un valor inferior al precio de mercado, es posible que no cumpla los requisitos para acceder a los servicios de Medicaid.
  • Anualidades. Si usted compra una anualidad, también llamada pensión de renta vitalicia, usted tiene que pagar una prima y luego, con el paso del tiempo, recibe pagos regulares de parte de una compañía de seguros. La gente suele usar las anualidades para disponer de un flujo constante de ingresos. Pero dependiendo del tipo de anualidad, si usted necesitase dinero anticipadamente y tuviera que retirarlo antes de tiempo, puede que tenga que pagar cargos muy altos. Las anualidades no son una opción adecuada para todas las personas: su conveniencia depende de su edad, sus necesidades y situación particular. Para más información sobre cómo decidir si una anualidad es la opción adecuada para usted, visite el sitio de National Association of Insurance Commissioners.

Haga clic en el enlace de abajo para el artículo completo

Haga clic a continuación para ver el enlace al artículo completo escrito por la Comisión Federal de Comercio. Contiene más información sobre:

  • Solicitud de A & A
  • Navegando el proceso y
  • Presentación de una queja

Haga clic aquí