Texas

INCAUTACIÓN DE PERTENENCIAS POR PARTE DEL ARRENDADOR

Por: Texas RioGrande Legal Aid
Lea esto en:
English

Information

De acuerdo con las leyes de Texas, el arrendador no puede confiscar ninguna de sus pertenencias por rentas atrasadas a menos de que usted tenga un contrato de arriendo escrito que permita tal acción (para que el arrendador recupere la deuda) y que tal sección salte a la vista o esté en un lugar notorio escrito con letra negrilla. Tampoco puede el arrendador perturbar la paz al recuperar la propiedad, lo que significa que no puede recuperar la propiedad si usted está presente y no deja que el arrendador tome posesión de la propiedad. Esta es la razón, por supuesto, por la que el arrendador intentará hacer cumplir la deuda cuando usted esté fuera de la residencia. [Nota: las leyes de Texas prohíben que las propiedades o departamentos que reciben asistencia de crédito por bajos ingresos o becas de impuestos (un subsidio federal), le quiten sus pertenencias o que le amenacen con quitarle sus pertenencias. Para encontrar una lista de propiedades que reciben crédito por tener inquilinos de bajos ingresos, visite el sitio de Internet del departamento de asuntos comunitarios y de vivienda (Texas Department of Housing and Community Affairs) en: http://www.tdhca.state.tx.us/multifamily/htc/index.htm.]

Después de sacar las pertenencias, el arrendador deberá dejar un aviso escrito de su entrada a los terrenos, con una lista detallada de los artículos sacados. El aviso deberá declarar la cantidad de renta atrasada y el nombre, domicilio, y número de teléfono de la persona con quién comunicarse en referencia a la cantidad de la deuda. La notificación deberá declarar que serán rápidamente devueltas cuando usted pague completamente la renta atrasada. El arrendador no puede vender o deshacerse de sus pertenencias a menos de que esté escrito en el contrato de arriendo. Sin embargo, el arrendador puede sacar todo el contenido de un departamento o casa, sin tener una cláusula específica en el contrato de arriendo, cuando el inquilino ha abandonado los terrenos.

No existen límites en la cantidad de propiedad no exenta que el arrendador puede confiscar. Sin embargo, si el arrendador se lleva pertenencias (valoradas al precio mercantil) que valgan considerablemente más de lo que usted debe en renta, usted puede reclamar por incautación injusta. El arrendador no puede llevarse otras pertenencias por otro cargo que no sea el de la renta. Los programas de vivienda que son del gobierno o tienen un subsidio del gobierno generalmente prohíben que el arrendador incaute.

Las siguientes pertenencias están exentas y no pueden ser confiscadas por el arrendador por ninguna circunstancia, a menos de que la propiedad haya sido abandonada:

1. Ropa.

2. Herramientas, equipo, y libros que tengan que ver con el oficio del inquilino.

3. Libros escolares.

4. Un automóvil y una camioneta.

5. Retratos familiares y fotografías, y biblioteca familiar.

6. Un sofá, dos sillones de juego de sala, una mesa de comedor y las sillas.

7. Todas las camas y los juegos de sábanas y cobijas.

8. Todos los muebles de la cocina y utensilios, incluyendo el congelador y el microondas de inquilino.

9. Alimentos y artículos comestibles.

10. Medicina y artículos médicos.

11. Cualquier cosa que el arrendador sabe que pertenece a otra persona que no vive en los terrenos del arriendo.

12. Cualquier cosa que el arrendador sabe que fue comprada con convenio de crédito que todavía no se ha pagado.

13. Todos los implementos agrícolas.

14. Los juguetes de los niños que no se utilizan por los adultos.

El arrendador deberá darle por lo menos 30 días de aviso anticipado de la venta de sus pertenencias por medio de correo certificado o regular a su ultimo domicilio conocido; indicando la hora, el día, y el lugar de la venta; y proporcionarle una lista detallada de la cantidad de la deuda de la renta y el nombre de la persona con quién comunicarse para informes. A usted se le permite redimir las pertenencias antes de su venta si usted paga la renta que debe y el costo razonable por empacar, mudar, y almacenar (si estos costos se declaran en el contrato de arriendo). En la venta, la propiedad se vende al más alto postor. Es generalmente buena idea asistir a la venta para asegurarse que se lleva a cabo debidamente. Se le permite asistir a la venta y comprar sus propias pertenencias. El arrendador deberá tomar el dinero de la venta y aplicarlo a la deuda de la renta. Como inquilino, usted tiene derecho a recibir cualquier saldo. El arrendador deberá entregarle la contabilidad dentro de 30 días de su petición.

Si el arrendador voluntariamente infringe esta ley, usted puede recuperar lo que sea mayor un mes de renta o $500, devolución de sus pertenencias que no se hayan vendido o los ingresos de la venta, más los daños actuales, y los costos razonables de abogados, menos cualquier deuda de renta atrasada. Si el valor de los daños es menor de $10,000, puede que usted quiera presentar una demanda contra su arrendador en el tribunal de reclamos menores del tribunal del Juez de Paz (J.P.). Usted no tiene que tener un abogado para demandar en el tribunal de reclamos menores. Usted debe contactar su tribunal local del J.P. para obtener más información sobre esta opción. Por favor tome conocimiento de que si usted demanda a su arrendador en el tribunal, es probable que el arrendador ponga una contra demanda contra usted por cualquier deuda de renta u otros cargos. Después de la audiencia, el J.P. decidirá quien le debe a quien, y la cantidad de la deuda. Usted tiene una fecha límite de dos años para registrar una demanda contra el arrendador que haya confiscado sus pertenencias.